Etiquetas

lunes, 30 de abril de 2018

PESTE, EPIDEMIOLOGÍA, LAGUNA, GÓMEZ DE CASO.





PESTE, EPIDEMIOLOGIA, LAGUNA, GOMEZ DE CASO.



JUSTIFICACIÓN: 

Se trata de una recopilación y revisión bibliográfica que, en un enfoque más filosófico que científico, relaciona y evidencia la histórica importancia de la evolución del pensamiento en el campo de la medicina y la salud pública. Se ha tratado de conexionar elementos en principio divergentes pero que mantienen varios nexos de unión: la salud, la comunicación, Segovia, la epidemiología,… 

Igualmente, y con una óptica nada objetiva influida por la amistad, se ha tratado de homenajear a un promotor de la salud y comunicador como José Ángel Gómez de Caso (q.e.d.p.). 

PESTE 

Según el diccionario de la Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Actualización 2017, la palabra peste (nombre femenino) tiene diversas afecciones: Se denomina así a una enfermedad infectocontagiosa que causa gran mortandad entre los seres humanos y los animales. Esta causada por la bacteria Yersinia pestis y se considera una de las zoonosis más antiguas y más letales.

Por extensión, se ha denominado peste a cualquier enfermedad, aunque no sea contagiosa, que tenga gran letalidad; así se dice que el sida es la peste del siglo XX. De peste deriva pestilencia, que designa un olor desagradable que causa repugnancia, o cosa muy molesta que es muy abundante o existe en gran cantidad. 

Históricamente, la peste se ha erigido como una enfermedad perfecta en cuanto a su capacidad de diseminación en las distintas poblaciones. Se estima que a lo largo de la historia ha causado la muerte de más de doscientos millones de personas, convirtiéndose en la enfermedad infecciosa más letal de las que se tiene conocimiento.


La primera referencia a la peste data del siglo VI, siendo conocida como peste de Justiniano. Desde el siglo VIII al XIV Europa estuvo libre de enfermedades pandémicas, quizá debido a la disminución de la población como consecuencia de las pandemias anteriores 

El brote de peste mejor documentado de la historia fue el que se produjo en la mitad del s. XIV, gestándose como un primer intento de guerra biológica. En aquella época la península de Crimea estaba ocupada por distintas tribus de mongoles (tártaros), que mantenían relaciones comerciales con genoveses y venecianos. En el año 1340 los tártaros, aliados de los venecianos, se enfrentan con los genoveses, que se ven obligados a refugiarse. Entre los tártaros se desata un brote de peste y las bajas producidas son catapultadas al interior de la ciudad. Al levantarse el sitio, los genoveses diseminan la enfermedad por todos los puertos donde recalan. 

Se calcula que entre un tercio y la mitad de la población europea murió a consecuencia de dicha enfermedad. Esta pandemia tuvo repercusiones sociales (desaparición del feudalismo), religiosas (el hombre se reafirma frente al Dios omnipotente), artísticas (Renacimiento) y sanitarias (desarrollo de la medicina racional). 

La tercera gran pandemia de peste se originó en China en 1855 y desde allí se diseminó por todo el mundo. Solamente en la India ocasionó más de un millón de muertos al año (12,5 millones desde 1898 hasta 1918). 

En Segovia y su comarca la peste de 1599 causó doce mil muertes según refiere el historiador Javier Mosácula en su libro “la peste de 1599 en Segovia” 

EPIDEMIOLOGÍA 

Se trata de la parte de la medicina que estudia el desarrollo epidémico y la incidencia que tienen las distintas enfermedades infecciosas en la población. La etimología de la palabra deriva de los vocablos griegos epi (sobre) demos (pueblo) y logos (ciencia). Es una disciplina científica. La trasformación en ciencia ha tardado varios siglos. En 1928 el epidemiólogo inglés Clifford Allchin Gill señalaba que la disciplina se encontraba en su infancia. Con el tiempo, la epidemiología ha conseguido su sitio entre las ciencias exactas y hoy día ningún avance medico está completo si no cuenta con una participación epidemiológica. 

El objeto y los métodos de estudio de la epidemiología se han modificado radicalmente desde su origen hasta la actualidad y el desarrollo conceptual ha seguido ganando terreno. Pero aun no se ha llegado a su cenit y la epidemiologia hoy es una ciencia viva en continuo desarrollo. Los conceptos de causa, población, riesgo, asociación, sesgo, confusión, etc., se encuentra en proceso de revisión constante. 

Los propósitos de la nueva epidemiologia según Kleinbaum serian cuatro: descripción de las condiciones de salud de la población, explicación de las causas de enfermedad poblacional; predicción del volumen de enfermedades y distribución a la población afectada; y la prolongación de la vida sana mediante el control y prevención de la población. 

LAGUNA 

Poco nuevo se puede añadir a lo ya reconocido de Andrés Laguna “Segobiensis”. Nació en Segovia, esto es seguro, sobre el 1510 aunque no se sabe la fecha exacta. A este respecto, discrepan las informaciones manifestadas por Marcel Bataillon y Joseph Pérez y la referida por Diego de Colmenares. 

Estudió dos años de artes en Salamanca y se trasladó en 1530 a París donde se graduó en artes y ejerció la medicina. Se formó también en lenguas clásicas con helenistas y latinistas. De regreso a España en 1536 mantuvo contactos con la Universidad de Alcalá aunque no llegara a ser titular de ninguna cátedra. Viajó a Inglaterra, vivió algún tiempo en los Países Bajos y desde 1540 hasta 1545 residió en Metz como médico contratado por la ciudad. Entre los años 1545 y 1554 permaneció en Italia, recibiendo en Roma diversos honores concedidos por los papas Pablo III y Julio III. Estuvo en Venecia en casa del embajador Diego Hurtado de Mendoza, propietario de una de las mejores bibliotecas de la Europa de esta época. Regresó a España a finales de 1557 después de haber vivido de nuevo en los Países Bajos. Falleció, se cree que en Guadalajara, en 1559. 

Laguna publicó un buen número de obras de tema literario, histórico, filosófico, político y médico. La más conocida fue su traducción castellana con comentarios, de la Materia Médica, de Dioscórides. Su primera fuente fue la edición traducida al latín por Ruelle, impresa en Alcalá en 1518 bajo la supervisión de Nebrija y las clases del propio Ruelle, durante su estancia en París entre 1530 y 1536. Su primer intento fue Annotationes in Dioscoridem Anazarbeum (Lyon, 1554), escrito para indicar los errores de Ruelle, según el cotejo de la traducción latina de su maestro con varios códices griegos. Acabo este libro en 1553 en Roma. La traducción es clara y precisa, plagado de anotaciones que enriquecen el texto. 

Siguió pensando que los cuatro elementos eran la base de la composición de todas las cosas. Su labor se desenvolvió dentro de las directrices señaladas por las autoridades clásicas y se mostró escéptico respecto de las afirmaciones de los alquimistas. Rechazó todo lo que parecía envuelto en algún secreto misterioso. A pesar de esto Laguna incluyó referencias a productos americanos, aunque a veces lo hace de manera muy confusa. No podemos, sin embargo, buscar la precisión y la riqueza propias de un Gonzalo Fernández de Oviedo y otros naturalistas que estuvieron en Ultramar ni la de obras que aparecieron con posterioridad, como las de Monardes, Fragoso, Ximénez, etc. 

No se trata de descubrir nada nuevo en la figura de este inmortal segoviano, sino significar su labor de medico humanista no siempre reconocida suficientemente, su trabajo como epidemiólogo, sin saberlo, en sus tratados sobre la pestilencia, farmacólogo y europeísta en su génesis, así como su amor a su patria chica. Suyas son las palabras: “mi patria es Segovia, ciudad situada en el medio de las Españas, famosa tanto por la industria y piedad de sus gentes como por la bondad de su cielo y de su sol” 

GOMEZ DE CASO 

Poco puedo decir de José Ángel que sea objetivo. Mi trato personal con él y mi amistad impiden que no florezca la subjetividad en mis letras. Me remito a panegíricos en sus honores narrados por sus amigos y compañeros. 

José Ángel Gómez de Caso Canto falleció a los 53 años en el Hospital General de Segovia el día 7 de marzo de 2013. Fue jefe de Epidemiología del Servicio Territorial de Sanidad de Segovia y al margen de su carrera como facultativo y su labor como investigador, Gómez de Caso era una de las personas más activas de la sociedad segoviana. Fue vocal de Médicos de las Administraciones Públicas de la junta directiva del Ilustre Colegio de Médicos de Segovia en una etapa en la que me correspondió el honor de ser vocal de farmacéuticos al servicio de las administraciones públicas en el colegio de Farmacéuticos de Segovia. En esa época mi relación con él se intensifico por razones laborales que se extrapolaron al trato personal y de amistad. Cumplió 28 años de servicio público en la administración sanitaria. 


Fue emprendedor antes de que se pusiera de moda la idea y la palabra. Fue uno de los firmes defensores de la reimplantación en esta capital de la Escuela de Enfermería. Así, fue uno de los creadores de la Asociación Horizonte Cultural agrupación que presidió los años 1985 y 1986, y que permitió a miles de segovianos poder cursar sus estudios universitarios en Madrid. Fue también portavoz de la Plataforma por la Universidad Pública, que trabajó para que se agilizaran las obras de construcción del nuevo campus ubicado en el Regimiento de Artillería.

Miembro fundador de la Asociación Andrés Laguna para la Promoción de las Ciencias de la Salud, fue uno de los coordinadores del Año de Andrés Laguna celebrado en 1999 con motivo de la conmemoración de su V Centenario. Es reconocida su lucha por la instauración en Segovia de una Unidad de Cuidados Paliativos, que consiguió y al final utilizó. 

Su afición a la música le llevo a ser participe activo en la coral Ágora, y de los grupos Audite y Congregamini et Psallite. 

Participo y fue alma de las primeras jornadas de "Investigación y salud” en 1995, o "Alimentación y Salud" en 1997, o "Municipio y Salud". En el año 2000, publicó como coautor el libro "Médicos Segovianos Ilustres del Siglo XX", Y fue eje fundamental en la celebración del "El quinto centenario de la muerte de Andrés Laguna" en 1999. 

Y tantas y tantas cosas que no procede enumerar para no ser tedioso, y que se pueden resumir en el testimonio de la continua presencia de este joven médico segoviano en nuestra memoria colectiva sanitaria. 

He podido leer, a raíz de su muerte, el siguiente texto de su huérfano y su amigo (como él mismo se define) Juan Manuel Garrote, amigo común y coautor del libro "Médicos Segovianos Ilustres del Siglo XX", : “Segovia ha perdido a un gran médico, a un incansable luchador y, por encima de todo ello, a una entrañable y buena persona”….“Estoy seguro de que José Ángel será recordado en prensa muchas más veces, recorriendo todos sus aspectos humanos y profesionales, pero no podía substraerme a tener este recuerdo público de él”. “Tamaña generosidad será difícil volver a encontrarla, por lo que su desaparición no sólo es una pérdida para sus cercanos, ¡es una pérdida para toda Segovia!” 

Nada de lo aportado es original ni constituye cuerpo de dogma, únicamente recoge datos, señas, comunicaciones y escritos ya conocidos pero que he estimado oportuno recoger en un documento unificado en su diversidad. Se pueden ampliar enormemente las comunicaciones en cuanto se tenga un mínimo interés en ello. Tampoco se pretende “hacer ciencia”, sino resaltar la importancia de la comunicación de la ciencia, desde la subjetividad que la condición humana establece. 

Con cariño en Torrevieja en Abril 2018. 

ALBERTO PIÑUELA 

lunes, 26 de marzo de 2018

RELATOS DE FONENDO Y BATA BLANCA. COMUNICACIÓN Y SALUD




José García Velázquez.
Pediatra.
Asociación Andrés Laguna para la Promoción de las Ciencias de la Salud


Los buscadores de Internet y las redes sociales han revolucionado nuestras fuentes de información. En los temas de salud están modificando incluso las pautas de actuación de las personas: la relación médico-paciente, la alimentación, los tratamientos, etc., se ven influidos por los datos que obtenemos por estas vías.

Necesitamos aprender a hacer buen uso de ese aluvión de información, que muchas veces es confusa, sesgada y, aunque sea fidedigna, no siempre estamos en condiciones de interpretarla y asimilarla.

Si se trata, por ejemplo, de conocer datos de una enfermedad, la información que obtenemos precisa para su correcta valoración de la opinión autorizada de un profesional, a no ser que tengamos la capacitación suficiente. Sino, en muchas ocasiones vamos a alarmarnos de forma innecesaria.

Si hablamos de alimentación o de tratamientos, con frecuencia  podemos encontrarnos con opiniones contrapuestas o aseveraciones de gran calado, realizadas de forma gratuita, sin contrastar o con dudosos fundamentos: dietas descompensadas, tratamientos “milagro” para enfermedades incurables… 

Un caso particular es el de los movimientos antivacunas, que han dado lugar a repuntes de enfermedades que estaban a punto de erradicarse y han hecho que países como Francia o Italia aprueben leyes para que los calendarios vacunales de los niños sean obligatorios.

En cuanto a los profesionales de la salud, Internet se ha convertido en una herramienta de trabajo imprescindible, que nos permite estar al día en los conocimientos sobre diagnóstico, tratamiento, experimentación,… Eso sí, sopesando que las fuentes de información tengan el grado de evidencia adecuado.

Y luego hemos de tener también en cuenta el fenómeno novedoso de la importancia que han adquirido en estas cuestiones los blogueros e “influencers”, creadores de opinión que llegan de forma masiva a miles y millones de personas.

Para acercarnos a este mundo tan complejo, la Asociación Andrés Laguna para la Promoción de Ciencias de la Salud hemos organizado una jornada con el título de COMUNICACIÓN Y SALUD, que se celebrará el día 13 de abril, viernes, en horario de mañana y tarde, en el Campus Universitario “María Zambrano”. En el trascurso de la reunión, haremos entrega del premio “José Ángel Gómez de Caso”.

Las personas que estén interesadas en estos temas, pueden entrar en el blog de la Asociación y encontrarán allí el programa completo de la jornada y el impreso para la suscripción on-line, que es gratuita. También si quieren presentar comunicaciones, pueden hacerlo, según las bases que figuran en dicho blog.

Seguro que esta jornada será de gran interés, teniendo en cuenta los temas y los ponentes que van a participar. Les esperamos.

martes, 6 de marzo de 2018

Atributos de atención primaria en respuesta a la violencia de compañero íntimo en España




Un equipo multidisciplinar de las universidades de Umea (Suecia), Alicante, Autónoma de Madrid y Lleida, en el que participa nuestra compañera Laura Otero, acaba de publicar un estudio sobre cómo los atributos de la atención primaria, pueden influenciar las respuestas sanitarias a la violencia de compañero íntimo.
 

“No pregunto a las mujeres que vienen a mi consulta si sufren violencia por parte de sus parejas porque tengo la sala de espera llena.” Cómo influye la situación de la atención primaria en España en la atención a la violencia de género.

La violencia contra las mujeres por parte de sus exparejas o parejas -hombres- es un complejo problema de salud pública que afecta de forma seria a nuestra sociedad y que debe ser abordado por administraciones y servicios públicos. En el caso de los servicios sanitarios, y más concretamente de atención primaria, sector de salud señalado como responsable de la prevención y atención de este problema a nivel legislativo, actualmente existe una brecha entre los atributos teóricos de la atención primaria y la realidad de cómo estos atributos se gestionan en la actividad profesional del día a día y de qué manera ésta influye en la atención a la violencia del compañero íntimo. Esta es la conclusión de un estudio liderado por la Dra. Isabel Goicolea, investigadora de la Universidad de Umeå (Suecia) y realizado en colaboración con investigadoras de la Universidad de Alicante, de la Universidad de Lleida, de la Universidad Autónoma de Madrid y del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP). Dicho estudio ha sido publicado en la revista Gaceta Sanitaria con el título Atributos de atención primaria y respuestas a la violencia de compañero íntimo en España.

Este estudio presenta las percepciones de profesionales de atención primaria sobre cómo los atributos de la atención primaria en España pueden influenciar las respuestas sanitarias a la violencia de género ejercida por los compañeros íntimos. Para ello fueron llevadas a cabo 160 entrevistas a profesionales sanitarios de 16 centros de atención primaria en España, entre ellos profesionales médicos de familia, pediatras, enfermeros/as, matrones/as, trabajadores/as sociales, entre otros/as.

Los resultados de este estudio muestran cómo estos profesionales están implicados/as con el enfoque de atención primaria, como son el trabajar centrados en las personas y no en sus malestares,  pero encuentran dificultades para poder implementarlo. 

Dicen que el trabajo de salud comunitaria en el modelo de atención primaria actual depende en gran parte del voluntarismo, e identifican como una gran amenaza la sobrecarga actual de trabajo a la que se ven sometidos, debida a las medidas de austeridad aplicadas a los servicios públicos de salud. Los participantes consideraron que la atención centrada en la persona y otros atributos del enfoque de atención primaria facilitaban la detección de la violencia ejercida contra las mujeres por parte de exparejas y parejas –hombres-  y una mejor respuesta a este problema. Sin embargo, también reconocieron que la forma en que se gestionan actualmente los servicios sanitarios, con la citada sobrecarga de trabajo, una débil supervisión y escaso feed-back por parte de las administraciones, así como la mejorable distribución de recursos humanos y materiales, no facilita la sostenibilidad de este enfoque.

En el contexto actual de crisis económica y aplicación de políticas de austeridad estos resultados cobran especial relevancia, ya que este estudio muestra cómo el rol de la atención primaria para la prevención y detección de este tipo de violencia puede verse lastrado por una falta de recursos humanos y materiales, y de gestión adecuada.

lunes, 5 de marzo de 2018

LA COMUNICACIÓN DEL RIESGO EN SANIDAD AMBIENTAL






La “Percepción del Riesgo” es una sensación subjetiva, ligada a la educación y los conocimientos de la persona, a su experiencia y al ambiente social de la comunidad. El miedo a enfermar, por tanto, es lo que guía muchas de las decisiones de la persona, encaminadas a su protección individual y colectiva.  Pero esto a veces poco tiene que ver con el Riesgo Real, lo que científicamente se puede demostrar y medir.

Este “riesgo percibido”, que como vemos, muchas veces no coincide con riesgo real, es fácilmente manipulado, encauzado o utilizado por formaciones políticas, vecinales o ecologistas, en apoyo a unos intereses que nada tienen que ver con la protección de la salud. 

Las manifestaciones colectivas guiadas por esta percepción de riesgo para la salud a partir del medio ambiente, suelen ser fuentes de informaciones que ocupan las primeras páginas de los medios, independientemente de si científicamente dicho riesgo es real o no; por el contrario, reportajes periodísticos en los que se analiza en profundidad dichos riesgos, recabando opiniones de científicos y técnicos en la materia, quedan relegados a segundo plano o en páginas de los dominicales.

Riesgos procedentes de plantas de tratamiento, de gestión  o almacenamiento de residuos, de instalaciones  industriales que emiten residuos contaminantes a la atmósfera o al agua, antenas de telefonía móvil, instalaciones emisoras de olores o contaminación acústica, son percibidas por la población con un alto potencial de peligrosidad, sin un análisis de su riesgo real, que aunque se realiza desde las industrias implicadas o desde la administración, normalmente queda eclipsado por otras manifestaciones sociales o políticas con escaso rigor científico-técnico.

El ejemplo de las plantas de tratamiento o almacenaje de residuos es paradigmático; Ecológicamente las Evaluaciones de Impacto Ambiental de estas instalaciones suelen ofrecer resultados favorables, los residuos están mejor recogidos y controlados en una instalación al efecto (siempre que funcione correctamente y esté controlada) antes que esparcidos por el medio ambiente que es donde son realmente contaminantes y peligrosos; sin embargo a nadie le interesa tener una instalación de ese tipo en las inmediaciones de su domicilio, aunque se exijan medidas correctoras que disminuyan las molestias y la peligrosidad.


Otro escenario semejante ocurre en situaciones de crisis, en las que debido a algún tipo de suceso, o su previsión (meteorológica, por ejemplo), se produce una situación de alarma que es preciso explicar a la población, en ocasiones con recomendaciones de seguridad o higiene, o simplemente de llamada a la calma.

La realidad es que un alto porcentaje de amenazas para nuestra salud provienen de nuestro entorno más inmediato. La OMS estima que los factores ambientales a nivel mundial son causantes del 24 % de la carga de morbilidad (años de vida perdidos) y del 23% de las muertes (36% en el caso de niños hasta 14 años). Es importante poder llegar con eficacia a los grupos vulnerables donde se puede incidir en la protección de la salud y la reducción de la morbilidad y mortalidad, para ello es imprescindible incluir las preocupaciones sentidas por estos grupos de población.

Resulta por tanto sumamente necesario desde las autoridades sanitarias una estrategia de “Comunicación de riesgos”, dentro de las actividades que se denominan de “Gestión del riesgo”. La comunicación de riesgos ha sido definida como un proceso interactivo de intercambio de información y opiniones entre individuos, grupos e instituciones. Es un diálogo en el cual se discuten múltiples mensajes que expresan preocupaciones, opiniones o reacciones a los propios mensajes o arreglos legales e institucionales del manejo de riesgos (National Research Council, 1989). Es un intercambio de información por tanto, entre personas involucradas con respecto a salud, seguridad y amenazas ambientales. Abarca cualquier comunicación que informe a los individuos acerca de la existencia, naturaleza, forma, severidad y aceptabilidad de un riesgo.



La Comunicación del Riesgo es una herramienta importante, tanto con motivo de estas Crisis como en situaciones habituales que es preciso ofrecer información pública sobre cualquier suceso o actividad que afecte a la salud de la población. Educación, confianza y credibilidad son tres aspectos importantes en la comunicación de riesgos. La estrategia de “informar” no es suficiente en estos grupos vulnerables, es necesario “comunicar”, los receptores no deben ser pasivos, sino involucrarse con los responsables de la prevención y control del riesgo. 

En el ámbito de la gestión del riesgo, normalmente compete a la administración comunicar los pormenores del problema, y para ello es fundamental partir de la previa Percepción de Riesgo que existe en la población objetivo, por ello este canal debe ser bidireccional, establecerse como un diálogo más que en forma de comunicado, y por una persona a ser posible conocida y respetada por esa población, con acreditado nivel científico-técnico sobre ese problema. Cuando es el político el que se pone al frente de esta comunicación de riesgos, suele ser percibido con perspicacia por amplios sectores sociales, con resultados contraproducentes respecto a lo que se pretende conseguir.

Ejemplos de lo anterior los podemos ver en las figuras de Fernando Rodriguez Artalejo (médico epidemiológo) durante la epidemia de ébola,  J. J. Trapero (policía), centralizando la información de atentados yihadistas en cataluña, o Juan José Badiola (veterinario) durante la crisis de las “vacas locas”.

Los gobiernos son responsables de la regulación y de la comunicación, en el marco de la evaluación y gestión del riesgo, así como de la implementación y desarrollo de políticas de salud y medio ambiente.




Los medios de comunicación son el soporte necesario para esta comunicación de riesgos, y deben comprender la importancia de esta transmisión de informaciones veraces, más que la más comercial de resaltar el miedo o las manifestaciones de ciertos sectores sociales que se movilizan precisamente con ese fin de fabricar una noticia; Deberían intentar llegar más al fondo del problema en vez de magnificar manifestaciones individuales y de personas o no pertenecientes a dicha comunidad o legos en la materia que causa el problema.   

Son tres las aplicaciones principales en la comunicación de riesgos (denominadas como “las 3 ces”): Crisis, Consenso y Cuidados. Ya hemos visto cómo es fundamental una correcta comunicación en situaciones de crisis y poder llegar correctamente a poblaciones afectadas, no es menos importante ofrecer una adecuada educación que permita a las comunidades adecuar su percepción del riesgo a valores científicamente admitidos y puedan proporcionar un “consenso” sobre iniciativas de gestión de riesgos que aparecen en la comunidad, y por último el objetivo de esta comunicación debe ser que el individuo sea capaz de aplicar las medidas preventivas (sobre los individuos y sobre el medio) en forma de hábitos que protejan y mejoren la salud.

Este tema de trabajo, multidisciplinar por su propia idiosincrasia, va a ser objeto de estudio en la JORNADA COMUNICACIÓN Y SALUD, que se celebrará el próximo 13 de Abril en Segovia, un foro adecuado para compartir opiniones y experiencias, tanto por parte de los técnicos en Salud, los comunicadores, los medios, las autoridades y otros colectivos interesados. 

F. Javier Tejedor Martín
Dr. en Veterinaria
Diplomado en Ciencias Ambientales

jueves, 22 de febrero de 2018

LA IMAGEN SOCIAL DE LAS PROFESIONALES DE CUIDADOS EN SALUD





Rosa María Cárdaba García
Enfermera
Asociación Andrés Laguna para la Promoción de las Ciencias de la Salud




El Carnaval es una de las fiestas más celebradas en todo el mundo. Da inicio a la Cuaresma o cuarenta días hasta la llegada de la Pascua de Resurrección. Son días de ayuno en memoria de los días que pasó Jesús sin comida en el desierto. Como previsión a las jornadas que le suceden, clásicamente las personas disfrutaban de al menos tres días de diversión y comida hasta saciarse.

El baile de máscaras, dio paso a los disfraces con el mismo matiz, ocultando lo que la persona es y permitiendo transformarse en otro. En España fueron prohibidos por Felipe V, hasta que Carlos III restituye en los teatros los bailes de máscaras, incorporándose poco a poco de nuevo a la calle.

Todos los años la gente busca en el fondo de armario algún atuendo para la ocasión o incorpora un nuevo atavío al rincón de los disfraces. Payasos, vaqueros y otros clásicos se pasean por las calles en Carnaval. Pero si hay un disfraz que no suele faltar en estas fechas es el de Enfermera. Ahora bien, ¿Qué tipo de Enfermera suele mostrarse? Este año la polémica ha estado candente, ya que en diversas ocasiones se ha representado a la Enfermería más como un objeto sexual que como una profesional de la salud. La última polémica se ha producido por el disfraz de Enfermera que se comenzó a vender en una empresa de supermercados que denigra al colectivo.




Se muestra una mujer con unas cualidades sexuales que nada tienen que ver con los cuidados en salud y que perpetúa en el imaginario simbólico los estereotipos de género femenino en la sociedad. Asociaciones de Enfermería han solicitado que deje de proyectarse por medio de los disfraces la imagen frívola de una Enfermera sexy y provocativa y que se haga justicia ejerciendo un trato digno a esta profesión. 

Los medios de comunicación han sido los megáfonos de la voz de la Enfermería y han dado a conocer el problema a la población, informando y ejerciendo de medio de concienciación social. El cómo y el cuándo los medios de información exponen una noticia es fundamental también en términos de salud. No es un tema que suela tratarse asiduamente, pero el 13 de Abril en Segovia la Asociación Andrés Laguna nos propone una Jornada sobre“Comunicación y Salud” en la que seguro podrá debatirse sobre éste y otros temas.

Por suerte la cadena de supermercados retiró el disfraz sin tener que esperar al miércoles después de Carnaval, día en que suele celebrarse el entierro de la sardina como protesta a la abstinencia impuesta en la Cuaresma.

 
El fuego se ha entendido en muchas culturas como purificador y fin brusco de las cosas. Las enfermeras hemos celebramos estos Carnavales la quema de los disfraces sexistas esperando que sea un punto y final a la degradación de nuestra imagen profesional.